Lunes, 14 de enero de 2008
"Y yo me quedo, se?orita, con este recuelo, con este sustrato: ambos somos la cara de una misma moneda: amamos la vida, odiamos el dolor propio y el ajeno, y finalmente deseamos que se nos recuerde por siempre como buenas y serviciales personas."

Se?orita:

No soy socialista ni rojo, no se moleste usted conmigo, que no me enter? yo; deseo pedirle mil disculpas y solicito su perd?n. Me llamar? facha o machista, ya ve, a m? me dar? igual, porque su evocaci?n por momentos colma mi ?ntimo anhelo de lo femenino ?casi tambi?n de lo divino-, un concepto de hembra aguerrida, justiciera, idealista, compa?era. Es usted una hero?na Marvel pu?o en alto, un pneuma, una enso?aci?n.

Entra usted en la contradictoria etapa en la que ir? concluyendo la mocedad para ir abri?ndose paso hacia los nublos de lo provecto. Ni las carnes ni las fuerzas estar?n ya en su sitio; podr? conservar su belleza en el patrimonio del conocimiento y la experiencia, aunque nada pueda devolverle aquel tiempo del esplendor en la hierba y la gloria de las flores. Quiero imaginarla envuelta en una apacible serenidad, con capacidad para calibrar sus convicciones, para medir bien las distancias del desencuentro, para asegurar que su armon?a exterior sea un simple reflejo de su sabidur?a interna. Dec?a Ortega que ?no hay valores absolutos ni absolutas realidades, todo puede valer absolutamente, ser absolutamente real, si es sinceramente sentido?. Y yo creo que usted lo que mantiene, realmente lo siente, lo siente fiel y apasionadamente, con ese arrebato a?n juvenil, militante, en rebeld?a; yo hago caso a don Jos?, y me sumo a la realidad de usted, de valores absolutos que hoy, tras este placentero despertar, ya son tan relativos para m?.

Se?orita: mi gran ignorancia y torpeza me ha llevado al extremo de argumentar con el miedo sin querer, un intento m?s de subyugar la opini?n de la mujer al sometimiento del hombre; por eso ahora deseo callar, y escucharla glosar sobre f?bricas y trabajos no cualificados, sobre Sierra Leona y la Madre Teresa de Calcuta, sobre los or?genes del mal y los franquistas, la guerra de Irak y el Derecho Homosexual. Quiero abandonarme a sus vastas y prol?ficas consideraciones y dejarme ir.

Contaba Jung al observar los ?cidos altercados y grescas profesionales entre Freud y Adler, que lo curioso del caso era que ?ambos colegas ten?an raz?n?. Y yo me quedo, se?orita, con este recuelo, con este sustrato: ambos somos la cara de una misma moneda: amamos la vida, odiamos el dolor propio y el ajeno, y finalmente deseamos que se nos recuerde por siempre como buenas y serviciales personas. Un dios laico la bendiga.

Comentarios
Publicado por Se?orita
Lunes, 14 de enero de 2008 | 14:04
Caballero Sinmiedo:

No me diga usted en p?blico esas cosas tan ardientes que me ha puesto en un apuro.

De trabajos y otros menesteres no hablar? porque a nadie le importa c?mo me gano la vida. A la madre de Teresa no la conozco, lo siento. La sierra leona se llama as? porque hay muchos de esos animales, creo, pero no s? a qu? viene eso. El mal es eso que hacen los malos, manda carallo qu? pregunta que seg?n me han informado tiene mucho que ver con el franquismo y la guerra de Iraq, no me pregunte porqu?, que yo no hab?a nacido cuando se puso de moda el primero. Lo de Iraq me dijo este actor que me encanta, el que hizo de paral?tico en "Mas adentro", qu? nombre, oyes, yo pensaba que hablaba de otra cosa, pero no, pues, mira que no me acuerdo, pero como sali? a protestar, pues yo tambi?n, pero ya se pas? eso. La peli fue la rehostia, hasta un vendedor de tel?fonos m?viles ingl?s, Pol Pots creo que se llama, le copi? la canci?n y le dieron un premio en le tele.
Publicado por juan.sinmiedo
Lunes, 14 de enero de 2008 | 14:54
Se?orita:

La pel?cula a la que alude es en realidad ?Mar adentro?, revise el nombre, no le falle el inconsciente. Y la canci?n de Paul Potts, el aria para tenor del tercer acto de la ?pera de Giacomo Puccini, Turandot, estrenada en 1926, en la Scala de Mil?n, con el espa?ol Miguel Fleta como pr?ncipe Calaf. Ya ve usted, casi todo en la vida parece ya inventado. De su admirado actor le dir? que tengo el gusto de conocerle personalmente y es un tipo muy cabal, especialmente cuando no se halla en presencia de c?mara o micr?fonos, que todos en la vida de algo manducamos.

Sierra Leona es un pa?s extremadamente pobre, con uno de los ingresos medios m?s bajos del mundo; ya sabe, perteneci? a la Corona Brit?nica hasta 1961 y este hecho quiz? lo explique para su solidaridad. Acuso recibo de su comentario sobre la Madre Teresa, comprensible en grado sumo, y mucho lamento el quedarme sin trazas de sus fatigas y haza?as cotidianas. Sabr? c?mo encontrarme, cuesti?n de voluntad.

Juan
Publicado por Sol
Mi?rcoles, 16 de enero de 2008 | 9:44
Me ha gustado mucho. Pero usted me gusta m?s.
Publicado por Eva
Mi?rcoles, 16 de enero de 2008 | 11:10
Si, estoy de acuerdo, los dos somos la cara de la misma moneda, pero ?eso quiere decir que nuestras cruces son diferentes? ?o no ser? que nuestros ?ngulos de visi?n son distintos? No lo tengo muy claro.
Publicado por juan.sinmiedo
Jueves, 17 de enero de 2008 | 10:36
Sol:

Eso se lo dir? usted a todos.

Eva:

Qued?monos con la cara que cruces todos arrastramos.